Twitter - Elon Musk

La red social Twitter pierde cuatro millones de dólares (unos cuatro millones de euros) al día, lo que justifica el despido de personal, dijo el nuevo propietario, el multimillonario Elon Musk.

Sin especificar el número total de despidos, Musk justificó la decisión en un mensaje publicado en esa red: "no hay opción cuando la compañía está perdiendo unos cuatro millones al día". Según la prensa estadounidense, se despedirá a más de 3.700 trabajadores, lo que representa más de la mitad de la plantilla mundial de la empresa.

El viernes, Musk ya había indicado que Twitter había sufrido una drástica caída de ingresos debido a la salida de varios anunciantes por culpa de "grupos activistas" que supuestamente presionaban a las empresas para que se anunciaran.

En cuanto a los empleados despedidos, Musk dijo que a todos se les ofreció una indemnización equivalente a tres meses de salario, o "un 50% más de lo que exige la ley". Sin embargo, algunos trabajadores ya han denunciado a la empresa por despido improcedente, ya que no se les avisó con 60 días de antelación, como exige la legislación laboral vigente en San Francisco, donde tiene su sede Twitter.

 

En cuanto a la política de moderación de contenidos, Musk dijo que "permanece absolutamente inalterada", y añadió: "al contrario de lo que se puede leer en la prensa, hemos visto en ciertos momentos de la semana que el discurso de odio ha caído por debajo de nuestros estándares anteriores."

El empresario ha defendido una visión absolutista de la libertad de expresión, que los críticos creen que podría llevar a un resurgimiento de abusos como el acoso, la incitación al odio o la desinformación.

Varios grupos ya han decidido suspender la publicidad en Twitter, como el gigante agroalimentario estadounidense General Mills, el fabricante de automóviles estadounidense General Motors y el competidor alemán Volkswagen.

 

 
 

Suscríbase y reciba nuestras ofertas:

* indicates required