Twitter

Elon Musk advierte que Twitter podría quebrar si no aumenta los ingresos por suscripción.

El relevo en el liderazgo de Twitter ha sido de todo menos pacífico para Elon Musk. Sus decisiones para aumentar los ingresos de la red social han causado polémica, como la suscripción para hacer una cuenta verificada, lo que ha llevado a muchos usuarios a abandonar la plataforma, entre ellos influencers y personajes públicos. Pero la situación parece un "barril de pólvora" dentro de la empresa, con despidos masivos, la petición de que los empleados vuelvan, pero ahora los ejecutivos han decidido abandonar lo que parece un barco que se hunde.

Según Reuters, Yoel Roth, el hombre encargado de supervisar el equipo de discurso de odio, desinformación y spam del servicio, renunció el jueves. Aunque el anuncio no era oficial, pero en base a personas relacionadas con el asunto, él mismo ya ha actualizado su página de perfil de Twitter, mencionando que es el antiguo director de Confianza y Seguridad de la plataforma. Por otro lado, Lea Kissner, líder de la seguridad de la información de la plataforma, llegó a revelar en su cuenta la decisión de abandonar la compañía que ahora dirige Elon Musk.

También están en el vagón de salida el Jefe de Privacidad, Damien Kieran y la Oficial de Cumplimiento, Marianne Fogarty, quienes también presentaron su carta de renuncia a Elon Musk. Hubo rumores de que Robin Wheeler, la ejecutiva encargada de las ventas de publicidad, también había dejado la empresa, pero ella misma confirmó que seguía en la compañía.

La salida de los ejecutivos, especialmente los vinculados al área de privacidad y cumplimiento, ya ha despertado la preocupación del regulador FTC, al considerar que la empresa puede estar violando el cumplimiento. El propio abogado de Elon Musk, Alex Spiro, aseguró que la red social sigue cumpliendo con sus obligaciones.

En plena revolución interna de la dirección de la compañía, recordando que Elon Musk despidió a toda la cúpula directiva nada más asumir el cargo, el propio hombre ya ha dejado la advertencia de que Twitter puede enfrentarse a un problema de bancarrota. El anuncio lo hizo en su primera reunión colectiva de la empresa desde que asumió el cargo de líder, señalando que no se podía dejar de lado la posibilidad de la quiebra.

En un correo electrónico enviado a todos los empleados de la empresa, Elon Musk dijo que Twitter podría no ser capaz de sobrevivir a los próximos meses de incertidumbre económica si no lograba aumentar los ingresos por suscripciones. El magnate también habría advertido que la empresa podría perder miles de millones de dólares el próximo año. Cuando él mismo asumió el cargo, dijo que la empresa empezó a perder más de 4 millones de dólares al día, supuestamente porque muchos inversores en publicidad habían abandonado la plataforma.

En las cuentas adelantadas por Reuters, cuando se cerró el acuerdo de compra de Twitter, la compañía tenía una deuda de 13.000 millones de dólares. Y pagos del orden de 1.200 millones de dólares en los próximos 12 meses, superando el flujo de caja estimado en 1.100 millones de dólares en las cifras de junio.

Recordemos que Elon Musk ha estado tomando medidas para aumentar rápidamente los ingresos de Twitter, incluyendo la polémica suscripción a Twitter Blue por 8 dólares al mes, que ahora incluye la verificación de la cuenta.

Otra de las polémicas de esta semana tiene que ver con la exigencia de que los empleados de Twitter vuelvan a la empresa para cumplir sus 40 horas semanales, ya que se ha prohibido el trabajo a distancia. Un régimen que está en línea con el impuesto a las otras empresas de Elon Musk, Tesla y SpaceX.

 

 
 

Suscríbase y reciba nuestras ofertas:

* indicates required